Ir a Inicio

Página Inicio > Zen

Meditación en posición sentada
por Maestro zen Bankei

[...] Toda confusión consiste en círculos viciosos de error por el hecho de utilizar pensamientos.

Cuando se manifiestan pensamientos de cólera, te conviertes en un tirano; el deseo codicioso hace de ti un animal; aferrarte a las cosas hace de ti un fantasma hambriento.

Si mueres sin abandonar todo esto, das vueltas entorno a rutinas para siempre, tomando toda clase de formas, girando en el flujo del nacimiento y muerte.

Si te desapegas de los pensamientos, no hay confusión, así no hay causa ni efecto. No habiendo causa ni efecto, no existe el dar vueltas entorno a rutinas.

Mientras tengas pensamientos, cuando cultivas buenos pensamientos se producen buenas causas y buenos efectos, y cuando haces el mal, se producen malas causas y malos efectos. Cuando te has desapegado del pensamiento y te has armonizado con el conocimiento sutil, no existen causas ni efectos, nacimiento ni muerte.

 

© 2006-2001 LandSil