Página Inicio > Medicina UNO > El lenguaje de nuestros pies
 
Dossier | Privacidad | Contacto | Mapa del Sitio
Ir a Inicio
Ir a Medicina UNO
 
 
Imprimir | Enviar
Otros Temas
Secciones del Artículo
Introducción
2
Un reflejo del organismo
Método de prevención
Un caso práctico
Anímate
Sugerencias y preguntas
El lenguaje de nuestros pies
 
por Rosa 10 de Diciembre de 2004
 
Rosa es Médico Natural, combina alimentación sana y equilibrada, plantas medicinales (fitoterapia), acupuntura, auriculoterapia, masajes, terapias florales, reiki, conversación, etc. con el fin de activar o “despertar” nuestra fuerza curativa.
 
Un reflejo del organismo

 

Curiosamente, cuando nos tocan los pies, con cariño, que todo hay que decirlo, se nos cae la baba. Ese toque puede ser un masaje relajante para aliviar tensiones diarias y disfrutar de nuestras propias sensaciones, o bien un masaje que, mediante un determinado protocolo, recorra cada una de las partes de nuestro cuerpo: órganos internos, estructuras externas como ojos y oídos, dientes, huesos, sistema hormonal….. En resumen, en nuestros pies esta reflejado nuestro organismo y a través de manipulaciones, casi siempre con el dedo pulgar, con toques suaves o fuertes dependiendo del efecto que queramos obtener, con rotaciones siguiendo las agujas del reloj o en contra, si queremos estimular o dispersar, etc., pretendemos armonizar aquello que no estaba “sonando afinado”. Un “tocador” con un poquito de experiencia sabrá en que momento deberá utilizar una u otra, ya que nuestros pies hablan alto y claro , solo hay escucharlos y conocer su lenguaje.

Además a la hora de las manipulaciones vemos claramente como vuelve a recordarnos que somos un todo y que el hecho de padecer un trastorno no limita nuestra búsqueda y posterior tratamiento a esa zona en particular, ya que a medida que vamos poniéndonos en contacto con las zonas reflejas del pie vemos que hay también otras zonas sensibles relacionadas directa o indirectamente con el desequilibrio, tanto a nivel físico como emocional.

 
Próxima Sección >>
 

 

Contribuciones | Comentarios
© 2006-2001 LandSil