Página Inicio > Medicina UNO > El lenguaje de nuestros pies
 
Dossier | Privacidad | Contacto | Mapa del Sitio
Ir a Inicio
Ir a Medicina UNO
 
 
Imprimir | Enviar
Otros Temas
Secciones del Artículo
1
Introducción
Un reflejo del organismo
Método de prevención
Un caso práctico
Anímate
Sugerencias y preguntas
El lenguaje de nuestros pies
 
por Rosa 10 de Diciembre de 2004
 
Rosa es Médico Natural, combina alimentación sana y equilibrada, plantas medicinales (fitoterapia), acupuntura, auriculoterapia, masajes, terapias florales, reiki, conversación, etc. con el fin de activar o “despertar” nuestra fuerza curativa.
 
Introducción

 

Estaba preparando otro artículo y casi lo tenía ya terminado cuando de pronto se abrió paso con mucha fuerza la idea y el deseo de escribir sobre una técnica tan completa y tan gustosa como la REFLEXOLOGÍA PODAL. Ella y yo nos conocemos desde mis primero tiempos como terapeuta y nos llevamos muy bien. Por ello he pensado que se merece que le dedique un homenaje por los buenos momentos que me hace pasar cuando la practico y cuando la enseño, y por supuesto, también cuando la recibo.

Recuerdo mis primeras prácticas y cómo empecé a maravillarme de su efectividad, pero sobre todo de lo agradable que es practicarla y del placer que siente el/la que la recibe, porque es algo mutuo, de verdad!.

En contadas ocasiones se puede notar alguna molestia y de hecho soy totalmente contraria (salvo muy raras excepciones) a las manipulaciones dolorosas. Creo que siempre se obtiene mejores resultados si utilizamos la ternura y nuestra capacidad de relajación.

Como he dicho antes, la practica de la reflexo es gustosa y agradable, sí, porque a casi todos nos gusta que nos toquen los pies y a los que no, les aconsejaría que probaran; se lo agradecerán sus pies y su organismo, y quizás descubran alguna cosa interesante sobre si mismos.

¡Es muy fácil: Sólo hay que quedarse echados con los pies al aire en una habitación cálida y agradable, y dejarse hacer!.

¿Qué por qué me gusta tanto la reflexo?. Pues porque aúna diagnóstico y tratamiento mediante una técnica de manipulación relajante, nada traumática y además en una zona de nuestro cuerpo tan necesitada de atención y tan olvidada (casi siempre), como son nuestros pies.

Pues sí, nuestros pies soportan pacientemente el peso de nuestro cuerpo, zapatos inadecuados, con tacones vertiginosos, punteras inverosímiles, ….; en definitiva, que nos acordamos muy poco de ellos. Además están justo al otro extremo de nuestro “centro pensante” y ¡claro, están tan lejos que para prestarles atención deben “hablar muy alto”!.


Zonas Reflejas de los Pies
( basadas en el libro "La respuesta está en los pies" del Dr. Frederic Viñas
editado por Integral )

 
Próxima Sección >>
 

 

Contribuciones | Comentarios
© 2006-2001 LandSil