Página Inicio > Editorial
Dossier | Privacidad | Contacto | Mapa del Sitio
Ir a Inicio
 
Ir a Editorial
 
 
 
Temas
Editorial
Un lugar en el Mundo
En Tránsito
La Brújula
Narraciones
Arte
Zen
Física
Cursos en curso
Astrología
Espacio Exterior
Inspiración
Donaciones
Medicina UNO
Music Lounge
   

 
Viajar
 
LandSil Info

Contribuciones
¿Deseas colaborar con LandSil? Entra y elíge tema..
Comentarios
¡Anímate! y sugiere, comenta, ofrece...
Cartas a la Directora
Recopilación de los comentarios recibidos en la redacción.
Editoriales Anteriores
nº1 Marzo 2002
nº2 Abril 2002
nº3 Mayo 2002
nº4 Julio 2002
nº5 Agosto 2002
nº6 Diciembre 2002
nº7 Febrero 2003
nº8 Marzo 2003
  nº9 Mayo 2003
nº10 Agosto 2003
nº11 Enero 2004
nº12 Agosto 2004
   
 

Las cosas pasan muy deprisa, de un día para otro, de unas horas para otras, de un momento a otro, en un constante mutar de energía sobre el que hay que navegar pacientemente.

Las noticias pronto se quedan anticuadas, porque otras cosas comienzan a pasar.

Estoy en el avión, alejada de mi grupo de gente, y me parece una señal significativa. Una semana para digerir, planear una estrategia, descansar e intimar conmigo misma. Ciertamente no me siento nada sola, y agradezco estos momentos de silencio, sin tener que hablar de nada.

Tengo la sensación de que algo se ha abierto. No, más bien es como si el reloj hubiera empezado a funcionar, o si hubiera cruzado algún umbral, a partir del cual ni apreciación de mí misma y de mi entorno ha variado. Es como si ya no existieran reglas y yo pudiera decidir cómo va a ser, cómo quiero que ocurran las cosas, proporcionando una serie de pautas, observando el acontecer, navegando entre las olas que se forman hasta el objetivo que me he marcado.

No hay nada que me inspire más que un viaje, porque siempre me siento como renovada. Me alejo de los objetos que habitualmente me rodean y me hacen, y exploro otras facetas de mí que normalmente no se manifiestan. Esto me proporciona otros puntos de vista, otras visiones, y siempre vuelvo con la esperanza renovada.

   

 

Contribuciones | Comentarios

© 2006-2001 LandSil