Página Inicio > Editorial
Dossier | Privacidad | Contacto | Mapa del Sitio
Ir a Inicio
 
Ir a Editorial
 
 
 
Temas
Editorial
Un lugar en el Mundo
En Tránsito
La Brújula
Narraciones
Arte
Zen
Física
Cursos en curso
Astrología
Espacio Exterior
Inspiración
Donaciones
Medicina UNO
Music Lounge
   

 
Fluir
 
LandSil Info

Contribuciones
¿Deseas colaborar con LandSil? Entra y elíge tema..
Comentarios
¡Anímate! y sugiere, comenta, ofrece...
Cartas a la Directora
Recopilación de los comentarios recibidos en la redacción.
Editoriales Anteriores
nº1 Marzo 2002
nº2 Abril 2002
nº3 Mayo 2002
nº4 Julio 2002
nº5 Agosto 2002
nº6 Diciembre 2002
nº7 Febrero 2003
nº8 Marzo 2003
nº9 Mayo 2003
nº10 Agosto 2003
nº11 Enero 2004
nº12 Agosto 2004
   
   

Me siento extraña y más allá de mí. Me siento como dividida. Como si mi mente flotara por encima de mi cuerpo, como un vapor. Hago cosas y dejo que las cosas se hagan, y todo va tomando una forma de la que soy vagamente consciente.

Dejo que mis dedos vuelen por el teclado como si acariciaran las teclas de un piano. Disfruto levemente de su sonido puntual en mi espacio.
 
Mientras, escucho una canción que me lleva mucho tiempo y distancia atrás. Cuando mi vida era tan diferente y esperaba tantas cosas.

Cuando me imaginaba mi realidad. Nuevo amor, nuevos caminos, nuevos cambios en la vida, estos tiempos durarán para siempre. Está claro.

Nunca pensé que dentro de mí hubiera esas cosas que me hacen llorar de ternura, y ahora, ya no me quiero separar de ellas. Aunque sepa que me liberarían. Puedo navegar entre los cambios.

Escribo sin pensar. Dejo que fluya la corriente de mis pensamientos, sin volver atrás para corregir las palabras mal escritas, y no miro otra cosa que hacia dentro de mí. Vaya un relato corto. No tiene sentido. Y, sin embargo estoy aquí y es ahora, y éste momento que acabo de contar ya no existe, acaba de morir y ahora es otro ahora y ahora y ahora...

Hay tantas cosas en mi vida que me recuerdan a mí misma que se me hace muy difícil evitarme. Estoy siempre dentro y delante. Solo cuando duermo yo no soy yo. Por eso me gusta soñar. Por eso nos gusta soñar a todos.

   

 

Contribuciones | Comentarios

© 2006-2001 LandSil