Página Inicio > Editorial
Dossier | Privacidad | Contacto | Mapa del Sitio
Ir a Inicio
 
Ir a Editorial
 
 
 
Temas
Editorial
Un lugar en el Mundo
En Tránsito
La Brújula
Narraciones
Arte
Zen
Física
Cursos en curso
Astrología
Espacio Exterior
Inspiración
Donaciones
Medicina UNO
Music Lounge
   

 
La Locura
 
LandSil Info

Contribuciones
¿Deseas colaborar con LandSil? Entra y elíge tema..
Comentarios
¡Anímate! y sugiere, comenta, ofrece...
Cartas a la Directora
Recopilación de los comentarios recibidos en la redacción.
Editoriales Anteriores
nº1 Marzo 2002
nº2 Abril 2002
nº3 Mayo 2002
nº4 Julio 2002
nº5 Agosto 2002
nº6 Diciembre 2002
nº7 Febrero 2003
nº8 Marzo 2003
nº9 Mayo 2003
nº10 Agosto 2003
nº11 Enero 2004
nº12 Agosto 2004
   
   

Todos estamos locos. Pero cuando digo todos es todos. Desde la primera hasta la última persona de este planeta. Luego cada uno elige en qué locura prefiere creer. Porque hay gente que dice que los que siempre sonríen y quieren ser felices y confían en sí mismos y en los demás, están mal de la cabeza, son unos ignorantes, unos inocentes.

Pero luego, hay otras personas que encuentran muy razonable que alguien lleve un arma en su coche, en su bolso, en su casa, por si acaso...

Desde el momento en que nos sentimos pequeños, limitados, solos; desde el momento en que sólo conocemos una faceta de la realidad y nos creemos que es la única, desde ese momento, estamos locos, porque entendemos la vida desde una única manera, muchas veces irreconciliable con la de los que nos rodean.

Por eso, cuando uno sale un poco de sí mismo, se distancia de su forma de ver las cosas, y ve que los demás forman también parte de un mismo puzzle, uno se siente menos pequeño, menos limitado, menos solo. Uno siente que podría ser cualquier otro en cualquier otro momento.
   

 

Contribuciones | Comentarios

© 2006-2001 LandSil