Página Inicio > Astrología > Felicidades Sagitario
 
Dossier | Privacidad | Contacto | Mapa del Sitio
Ir a Inicio
Ir a Astrología
 
 
Imprimir | Enviar
Otros Temas
Felicidades Sagitario
 
por Viky 15 de Enero de 2003
 
Viky: Su interés por los símbolos le ha llevado a estudiar astrología en profundidad. Su gran capacidad para comunicar y su rigor en el campo astrológico hacen que haya cola para que te lea la carta astral.
 

 

¡¡¡FELICIDADES SAGITARIO!!!

Bueno, bueno... sí tenemos aquí a los niños mimados del zodíaco, a los ahijados de Júpiter, planeta considerado como el gran benéfico a nivel astrológico. Claro, así yo también quiero seguir cumpliendo años y celebrando uno más. ¡Que le vamos a hacer! También en el mundo de la astrología hay quienes nacen con estrella (faltaría más...) y, aquí los tenemos; sin duda, son ellos... ¡Felicidades, Sagitario!

Antes de que algún Leo, Escorpio o Capricornio se apresure a contactar conmigo para pedirme rápidas explicaciones sobre esta especie de “debilidad cósmica” por los Sagitario, os adelanto cuanto antes un puñado de razones:

1- Sagitario ríe.
2- Sagitario sonríe.
3- Sagitario hacer reír... y sonreír.
4- Sagitario quiere volar-crecer-expandirse-viajar-conocer-buscar-amar-seguir volando.

Creo que nada sería más triste que cortarle las alas a un Sagitario. Ahora bien, ¿de qué preocuparse?... ¿acaso alguien puede detener su vuelo?

Niños mimados del zodíaco, protegidos de Zeus... son sólo formas de hablar. Espero que nadie lea este artículo y piense que la vida de los Sagitario es siempre excepcional, maravillosa y carente de cualquier tipo de conflicto. Obviamente, esto no es así y, sin embargo, es igualmente cierto que Sagitario es un signo de suerte. Pero, ¿por qué?. Pocas veces se cuenta que tras la fortuna sagitariana descansa la confianza del Sagitario. Esa es la clave. Sagitario confía. Confía plenamente en la vida. Confía en que las cosas saldrán bien, de una u otra manera; confía en que está a salvo, en que las cosas son; confía en que mirar el lado positivo es la mejor opción.

Sagitario confía en que Dios proveerá... y luego tiene suerte.

¿Talón de Aquiles? Quirón, en representación de la constelación de Sagitario, nos muestra el punto débil del signo. Siguiendo la narración del mito, Quirón, rey de los centauros, guía de grandes héroes, fue alcanzado accidentalmente por el veneno mortal de una de las flechas de Hércules. Mitad hombre, mitad caballo, la herida de Quirón afecta a su parte equina, a su conexión con la tierra. De igual forma, la herida incurable de Sagitario se manifiesta a través de la relación con su cuerpo y el mundo material (espacios demasiado pequeños para contener su espíritu).

Incluso desde una aproximación astronómica, Júpiter (regente de Sagitario) no puede ser considerado como un planeta en sentido estricto, sino como una estrella de poca masa, en concreto una estrella enana marrón. Al igual que este planeta, Sagitario tiende a romper el molde en el que se le encierra, al final insuficiente para contener su imparable espíritu expansivo. Las limitaciones físicas y mundanas no están hechas para Sagitario, quien, como el centauro, abre su arco dirigiendo la vista al cielo, olvidando las pequeñas piedras que cubren el camino.

La propia encarnación física y los requerimientos del mundo material son su eterna espina. Posiblemente un precio justo a pagar por encarnar la energía de un signo que representa la luz y la alegría vital; un estadio intermedio, al igual que Acuario-Prometeo, entre lo humano y lo divino (aunque eso me lo reservo para una próxima edición).

Hasta pronto, y por si no vuelvo antes: ¡Buen solsticio y feliz cambio de año!

 

 

Contribuciones | Comentarios
© 2006-2001 LandSil