Página Inicio > Astrología > Felicidades Leo
 
Dossier | Privacidad | Contacto | Mapa del Sitio
Ir a Inicio
Ir a Astrología
 
 
Imprimir | Enviar
Otros Temas
Felicidades Leo
 
por Viky 13 de Agosto de 2003
 
Viky: Su interés por los símbolos le ha llevado a estudiar astrología en profundidad. Su gran capacidad para comunicar y su rigor en el campo astrológico hacen que haya cola para que te lea la carta astral.
 

 

¡¡¡FELICIDADES LEO!!!

Uno de los famosos chistes sobre Leo es el siguiente:

   Se presentan dos desconocidos y le dice uno al otro:
   - Encantado de conocerte.
   - (Leo): Lo entiendo.

Sin duda, es un tópico, pero no deja de ser por ello un chiste muy bueno sobre Leo. Efectivamente, Leo se gusta a sí mismo y encuentra normal que los demás sientan admiración, incluso fascinación por él. Es cierto que despliega espontáneamente su encanto, su exhuberancia, su alegría vital y su enorme potencial de seducción, de modo que no es de extrañar que, para bien o para mal, Leo no te deje indiferente.

Su principal problema: la dependencia excesiva de reconocimiento y aplauso y su necesidad de ser el centro de atención. El orgullo, la soberbia, la competitividad y los problemas de comparación son fruto de ello, y muchas veces provocan en Leo dolor y sufrimiento cuando siente que ha perdido. Posiblemente, éste sea uno de los principales caballos de batalla de todo Leo. Sin embargo, tras esta lucha se encierra un gran corazón que cuando da lo mejor de si es pura generosidad y alegría. Leo enciende una cerilla e ilumina una ciudad porque en su despliegue de abundancia no conoce límites. Incansable amante y protector de sus seres queridos, Leo cuida de las necesidades de los suyos y está siempre dispuesto a echar una mano.

Generoso y apasionado, antes o después siente en su interior la llamada de una gran meta a conquistar. Las minucias del camino no están hechas para él, pero si el liderazgo de grandes proyectos o la dirección de extraordinarias empresas.

Luces, telón... y Leo hace su aparición. El rey de la selva en todo su brillo y esplendor. Quizás con un pequeño deje de autosuficiencia que le lleva a considerar a los otros como sus súbditos y siervos... quizás tras un orgullo que esconde, las más de las veces, una frágil autoestima... pero, en cualquier caso, haciendo alarde de sincera generosidad y amor, al tiempo que reparte una alegría, calor y entusiasmo que le convierten en alguien a quien todos deseamos tener cerca.

(Por cierto... no sé cómo lleváis lo del verano, pero este es sin duda el tiempo de Leo: calor, exuberancia y explosión de vida).

Hasta la próxima.

 

 

Contribuciones | Comentarios
© 2006-2001 LandSil