Página Inicio > Astrología > Felicidades Aries
 
Dossier | Privacidad | Contacto | Mapa del Sitio
Ir a Inicio
Ir a Astrología
 
 
Imprimir | Enviar
Otros Temas
Felicidades Aries
 
por Viky 31 de Marzo de 2003
 
Viky: Su interés por los símbolos le ha llevado a estudiar astrología en profundidad. Su gran capacidad para comunicar y su rigor en el campo astrológico hacen que haya cola para que te lea la carta astral.
 

 

- ¡¡¡AHORA!!!, ¡¡¡YA!!!, ¡¡¡INMEDIATAMENTE!!!... ¡¡¡SEGUIDME!!!
- ¿¿¿A dónde???
- Ah!... pero, ¿importa eso realmente?

¡¡¡FELICIDADES ARIES!!!

El día 21 de Marzo a las 02:05 horas de la madrugada el Sol entra en el signo de Aries. Tras el recogimiento del invierno llega la explosión de vida que encarna este signo, el primero del zodíaco. De invierno a primavera, el yin deja paso al yang, una vez más, dentro del ciclo continuo de energía que conforma el universo.

Aries encarna las exuberantes fuerzas vitales. Su planeta regente, Marte, representa el impulso sexual, nuestra capacidad de lucha y conquista, el instinto de supervivencia, etc... En este sentido, puede decirse que Aries es el guerrero y pionero por excelencia. Teniendo en cuenta el torbellino de energía que encierra, las personas que poseen una importante carga de Aries en su carta astral están sobradas de recursos para iniciar cualquier proyecto y conquistar cualquier meta. (Para que me entendáis, lo difícil con Aries no es hacer que mueva el culo, sino saber frenarle a tiempo). Aries comienza a correr y correr, en línea recta, sin desviarse, veloz como un tigre, corriendo, persiguiendo una meta que quizás no sepa definir claramente, pero que intuye que está ahí, en algún lugar... y sigue corriendo, recto, salvando obstáculos (¿qué podría pararle?...). Aries siembra allá donde va, pero jamás espera a recoger los frutos. No busca el aplauso, aunque es un gran líder; no busca quedarse, busca correr. Un día empieza a descubrir que no busca metas... Otro día entiende que su objetivo es el movimiento. Y sigue corriendo porque busca sentir la fuerza del viento en la cara.

No esperes que Aries te ame para toda la vida (aunque puede hacerlo), ni que busque echar raíces. Es apasionado y vital, el primer signo de fuego. No se andará con rodeos para decirte que le encantaría dormir contigo, ni para expresarte que te quiere, ni para explicarte que necesita seguir adelante. Aries no anda el camino, lo corre, lo exprime, viviendo intensamente a cada instante.

Risa, volcán, calor, aventura, independencia, frescura... Cuando Aries se enfada, uno lo nota. Y no puede decirse que sea precisamente suave en sus formas. Podrá pegarte un grito (casi seguro será más de uno) y ponerte a parir. Eso sí, a los diez minutos no se acuerda ni del motivo de la discusión, y ahí lo tienes, con esos ojos brillantes y la sonrisa clara que te recuerdan que, aunque quieras, no puedes evitar perder la cabeza por esa persona inquietante, con mala leche, muchas veces imprevisible, pero que llena los cuartos de alegría y luz.

El inicio, el despertar, el aquí y ahora... la primera explosión de vida... Aries.

¡¡¡Felicidades guapos!!!
(Sí, vale, ya lo se... se me nota un poco que me gusta Aries ¿qué pasa?...).

Hasta la próxima.

 

 

Contribuciones | Comentarios
© 2006-2001 LandSil